SANCOR SUSPENDIÓ POR TIEMPO INDETERMINADO A 120 EMPLEADOS. NO SE LLEGÓ A UN ACUERDO  EN EL MINISTERIO DE TRABAJO DE LAS VARILLAS.

 

Fueron suspendidos por tiempo indeterminado por la empresa, en virtud de “no poder asegurar la operatoria productiva por falta de predictibilidad ante el rechazo de la propuesta efectuada por SanCor”, según argumentaron los representantes de la láctea a los delegados del personal, haciendo referencia a los reclamos salariales de recomposición de aumentos otorgados que no fueron abonados por la empresa y que son reclamados desde hace varios meses.

 

Durante la jornada de este lunes se desarrolló una reunión de la que participaron representantes de la empresa, delegados sindicales de Atilra seccional Devoto y de la planta Balnearia, junto a funcionarios del Ministerio de Trabajo.

 

En la misma se expuso la situación y la empresa comunico la determinación ratificando su decisión de que el personal de la planta Balnearia pase a régimen de Jornada Libre, lo que significa que se releva al personal de prestar tareas con un haber mensual que no supera los 10.000 pesos.

 

Para los delegados del personal no existe tal rechazo

En cuanto al argumento planteado para tomar la decisión de pasar al personal a Jornada Libre, los delegados gremiales informaron que no hubo tal rechazo a la propuesta empresarial, sino que fue considerada insuficiente.

 

Desde los últimos días del mes de diciembre las partes se encuentran en una mesa de diálogo. Cabe destacar que la fábrica se encuentra produciendo y con materia prima que puede perderse.

 

Desde el Ministerio de Trabajo se rechazó en principio la medida tomada por la empresa atento a encontrase en mesa de negociación voluntaria, a fin de seguir negociando por el término de siete días. Se instó a las partes a continuar el diálogo produciéndose un receso para este martes 5 de enero a las 12 horas.

 

El reclamo de los trabajadores

Si bien hasta el momento el personal de la planta Balnearia estaba desarrollando sus actividades, vienen reclamando el pago de aumentos acordados para todos los trabajadores lácteos que no se vieron reflejados en sus haberes, con un porcentaje que rondaría en sumatoria el 68%, además del pago de bonos. Al respecto, desde la empresa se realizó una oferta que según los empleados, no reflejaría un esfuerzo por destrabar la situación.