En un trabajo mancomunado entre la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas, la EMAV y la Dirección de Ambiente, se culminó con la limpieza de los canales de desagües ubicados dentro de la ciudad.

Fueron dos meses de intenso trabajo, previos al inicio de la temporada de lluvias, en los que personal municipal procedió con el desmalezado y limpieza de todos los canales con retroexcavadora, desmalezadora y, en el caso de canales más pequeños o de cemento, las tareas se efectuaron con escobillones y palas.

Estos trabajos se enmarcan en el objetivo del intendente Mauro Daniele de garantizar una ciudad limpia y ordenada. Las vías de escurrimiento son una pieza fundamental en dicho objetivo. Por ello, tras la limpieza profunda de cada una de ellas, se continuará con su respectivo mantenimiento para lograr un mejor drenaje de agua y evitar que ningún sector de la ciudad tenga riesgo de inundación, en caso de abundantes lluvias.