personal del Departamento de Tránsito y Seguridad, coordinado por Javier Baldisarri, quien además es Técnico Operador de Explosivos dependiente de la Brigada de Explosivos de la Policía de la Provincia de Córdoba, procedió a dar cumplimiento al oficio emanado por el Juzgado Administrativo Regional de Faltas respecto a material pirotécnico. El mismo ordenaba proceder a la destrucción total de los artículos de pirotecnia secuestrados preventivamente durante el mes de diciembre en un comercio de la ciudad, por no cumplir con las medidas de seguridad y habilitación que prevén las ordenanzas vigentes.