.

Hoy, quiero hablarte a vos, Leandro…

.

Quiero expresarte lo orgullosos que nos sentimos todos los Varillenses por verte cumplir este sueño.

.

Quiero pedirte que nunca pierdas tu humildad, tu don de bien, tu generosidad, porque en la vida, esos valores marcan la diferencia.

.

Todo tu pueblo hoy está feliz por verte brillar, porque te vimos crecer, te vimos intentarlo y nunca claudicar y, con ese brillo en los ojos, te vimos emocionar también.

.

Tu sonrisa, en la gala de anoche, es la sonrisa de cada vecino de tu ciudad, al que se le inflaba el pecho cada vez que decían: «el joven de Las Varillas».

.Gracias LEANDRO BOLMARO. Vos ya escribiste tu nombre en la historia grande del deporte latinoamericano.

.De ahora en más, no importa el lugar, si no que sigas jugando con el corazón, que disfrutes, como el primer día, cada vez que agarres una pelota, que siga habiendo cosquillas en la panza todas las veces que te toque pisar la cancha y sientas que en cada salto que des al aro, está la fuerza de todos nosotros, alentándote a seguir.