Hay evacuados y autoevacuados en una amplia región entre Punilla e Ischilín.

El humo impide una tarea efectiva de los aviones hidrantes.

Permanece cortada la ruta provincial 38.

Este domingo, sobre una extensa superficie que cubre los departamentos Punilla e Ischilín -entre Capilla del Monte y Charbonier- 170 bomberos continúan trabajando en procura de contener el incendio que avanza sin control sobre la zona. Los infantes se desplazan con autobombas y camiones cisternas sobre sectores en donde la visibilidad es prácticamente nula. Este hecho ha vuelto dificultosa la tarea de los aviones hidrantes que operan desde Deán Funes, La Cumbre y el dique Cruz del Eje

 

 

En la región, personal de Defensa Civil, Plan Provincial de Manejo del Fuego, Secretaría de Gestión de Riesgo y de la Policía, han montado dos bases operativas: una en Copacabana y las otra entre la ruta 38 y el camino que va hacia Los Terrones.

 

 

“Es un incendio muy grande en donde la prioridad es proteger la vida y los bienes de la comunidad; hay alambrados cortados lo que hace que se desplacen los animales en dirección a la ruta 38”, explicó el director General de Defensa Civil provincial, Diego Concha.

 

“El material combustible en el terreno es monte serrano, palmera, pastizal muy seco, con viento con fuertes ráfagas”, agregó.

 

El fuego y la densa humareda obligó a realizar algunas evacuaciones desde la ruta 38 hacia el este. En toda la zona afectada también colaboran Intendentes y Jefes Comunales.

 

Sobre la ruta provincial 38, Policía Caminera procedió al corte total desde el Km 91 al 119, debido a la reducción de visibilidad por efecto del humo. Se realizaron desvíos, desde Córdoba a Cruz del Eje por La Falda por ruta provincial 28 y desde Cruz del Eje a Córdoba por Deán Funes por ruta provincial 16.