El Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia, a través de la Dirección General de Fiscalización y Control, continúa con el cronograma 2020 de operativos de control sobre el uso y aplicación de agroquímicos, en función de la ley provincial 9164 que regula la actividad en Córdoba y de la que la cartera es autoridad de aplicación.

Días atrás, se realizaron operativos en la zona rural de la localidad del  Arañado, tras la recepción de denuncias por posibles daños ocasionados al patrimonio de terceros durante la aplicación de fitosanitarios.

Es importante recordar que la ley 9164, en su artículo primero, determina que sus objetivos se centrarán en primer lugar en la protección de la salud humana, los recursos naturales y la producción agropecuaria. Pero en el mismo párrafo determina que dentro de sus obligaciones está proteger el patrimonio de terceros frente a daños que pudieran ocasionarse por el mal uso de estos productos.

Los casos

Durante una inspección realizada en la localidad de El Arañado, se constató que los daños en los cultivos de maíz fueron ocasionados por el uso de un herbicida hormonal en rastrojos del lote vecino. Esta aplicación tiene como agravante que fue realizada sin la correspondiente receta fitosanitaria y además, al dar con el propietario de la máquina utilizada, se constató que la misma no se encontraba habilitada en los registros de la cartera. Ante esta situación, se labraron las actas para dar inicio al sumario correspondiente y se procedió a la clausura del equipo. 

Para denunciar

Desde la cartera agropecuaria informaron que la metodología de trabajo de los equipos de inspectores tiene varios procedimientos: se desarrolla en territorio, con esquemas de salidas prefijadas, pero también responde a las denuncias anónimas al teléfono 0800-8888-AGRO (2476), línea en uso para la recepción de pulverizaciones irregulares.